Valencia, España

Samuel Jiménez está inspirando una conversación muy necesaria sobre la cultura Tiki

Podemos proseguir los orígenes de los bares Tiki hasta los años 30 del siglo pasado, cuando Don the Beachcomber abrió por primera vez en Los Angeles, introduciendo los temas náutico e isleño en la cultura del cocktail. Pero puesto que tiki fue sometido a su propio resurgimiento en medio del actual renacimiento del cocktail, algunas voces están alentando a los entusiastas de ambos lados de la barra a hacer una pequeña exploración de la historia y cultura de los isleños del Pacífico antes de sumergirse de cabeza en fantasías románticas y surrealistas. “Existe mucho simbolismo, imaginario, y lenguaje con el que he crecido y he ido observando en el contexto de mi crianza Polynesia, que están siendo usados en una forma muy diferente”, dice Samuel Jiménez, bartender veterano del Bay Area (Área de la Bahía, San Francisco, California), ahora trabajando en “Novela” en San Francisco.

Mientras crecía en la Bahía Este, con padre mejicano y madre samoana, Jiménez fue parte de una población considerable de residentes de California con raíces en las Islas del Pacífico. Ahora, trabajando en el mundo del bar, cuenta que ha visto elementos de esta cultura, reflejados en la experiencia tiki, pero no siempre de manera respetuosa. “Viniendo de una cultura donde el respeto hacia los mayores está muy arraigado, así como el respeto hacia tu cultura, tradiciones, y valores – hasta cierto punto se sentía como que estas cosas fueron usadas para juguetear con ellas, y aunque no necesariamente se hicieron bromas con ello, sí que esa cultura no ha sido tratada tan respetuosamente como he experimentado durante mi crecimiento.”

Para compartir sus perspectivas sobre la interrelación entre las culturas Polynesia y tiki, el año pasado Jiménez ofreció charlas sobre ese tópico en conferencias de bartenders en Toronto, Portland y Boston. Y en un tiempo donde el tiki está a la par disfrutando un resurgimiento, pero también afrontando fuerte criticismo in ciertos círculos, Jiménez comparte su mejor forma de no simplificar demasiado las cosas en ninguna de las dos direcciones. “Como comento en mi charla, no veo esta situación como si estuviese todo echado a perder – dejo a la gente el beneficio de la duda”, nos dice. “La mayoría de la gente no tiene el contexto para que pueda comprender cuál es el significado verdadero de estas imágenes.”

Mientras que su estado natal, California, junto con Oregon y Washington, tienen comunidades considerables de isleños del Pacífico, Jimenez nos cuenta que esa cultura está muy poco representada en bares y restaurantes en general, y esto es parte del problema. “Debido a la poca representación en el mundo de la comida y bebida, estas voces se ahogaron”, comenta. “Por eso, para mi es importante ofrecer contexto histórico sobre la historia problemática de Oceanía y los países colonizadores, donde los EEUU es uno de los países con más presencia en el Pacífico.”

Una visión con tantas matices puede parecer fuera de lugar en nuestros tiempos, tan políticamente cargados. Pero los bares de estilo tropical y la cultura tiki han idealizado por mucho tiempo el lifestyle isleño, y puesto que la verdadera historia del Pacífico y sus culturas es mucho más complicada, encontrando solución para la,a veces, cuestionable historia del tiki, requiere algo más que soluciones por reflejo, o poco pensadas. “Con las personas con las que he conversado,dentro del mundo tiki, y que han estado involucrados por mucho tiempo en esa subcultura, han sido muy receptivas y comprensivas con la problemática que tiene el tiki”, dice.

“No me gusta hablar de “apropiación cultural”, que es un término muy de moda – la gente puede sentirse inspirada por otras culturas en una manera muy enriquecedora y auténtica. Mucha gente que ha estado por mucho tiempo dentro de la cultura tiki, lo entiende – pero con este tiki boom de los últimos 10 años, hay gente que no están tan arraigadas en la historia del tiki, y no están mostrando el debido entendimiento del contexto cultural completo de todo esto.”

En sus charlas en conferencias del bar, Jimenez no condena y tampoco perdona a tiki, y admite que existen bares y propietarios de bares que se acercan a la cultura tiki de manera respetuosa. También reconoce que el debate acerca de la cultura tiki, es en si mismo complicado y que las opiniones que comparte, son suyas propias, y que otros de las comunidades oceánicas puede que vean las cosas de otra manera, en ambos lados del debate. “Hay gente proveniente de las culturas oceánicas, gente de color, que han estado involucrados en tiki por mucho tiempo.

Estas cosas no son mutuamente exclusivas, comenta Jimenez. “Como polinesios y gente de Oceanía, nos encanta compartir nuestra cultura – es algo de lo que estamos orgullosos. Pero en cuanto la gente empiece a contemplar el contexto histórico, comienzan a ver esa cultura de forma diferente – lo que decidan hacer a partir de allí, es asunto suyo, pero el primer paso para mí, es que conozcan este contexto, y luego la suelen hacer cambios, porque es lo correcto.”

 

Autor: Paul Clarke

Traducido por: Bar Stations

Link hacia el artículo original:

Samuel Jimenez Is Inspiring a Much-Needed Conversation About Tiki Culture

 

Entradas relacionadas

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Preferencias de privacidad
Cuando visitas nuestro sitio web, este puede almacenar información a través de tu navegador, normalmente de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Por favor, ten en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede influir en tu experiencia de navegación en nuestro sitio web y en los servicios que ofrecemos.
A %d blogueros les gusta esto: